empresas de limpieza madrid

Consejos para la limpieza de tu comunidad

22 marzo 2017

Tu edificio siempre limpio

No solo limpiar con periodicidad garantiza una buena imagen de las comunidades de vecinos. Respetar ese espacio común y tratarlo como lo hacemos como nuestra propia vivienda es un consejo muy importante a la hora de dar una buena impresión a quienes accedan a nuestro portal. Esta zona común es la primera a la que acceden nuestras visitas, por lo que dependiendo de su estado se comenzarán a formar una idea positiva o negativa sobre nosotros sin haber accedido aún a nuestra vivienda. De ahí la importancia de mantenerlo en el mejor estado posible, y no hacer en esa zona nada que nunca haríamos en nuestra propia. Por tanto como empresa de limpieza en Madrid sabemos que es de lógica que no se deben tirar colillas ni papeles al suelo, y es fundamental evitar tocar las paredes innecesariamente, para poder evitar que se ensucien indebidamente.

[toc]

consejos limpieza comunidades

La recogida de basura

Otro gran detalle muy importante a la hora de contribuir a la buena imagen y limpieza de su comunidad de vecinos, es no dejar bolsas de basura en los diferentes pisos ni en la planta baja del portal. Hacerlo, además de un problema de mala imagen, también podría contribuir proporcionar malos olores e insalubridad en el edificio. Cada vecino debe ser responsable de limpiar las manchas que puedan dejar sus bolsas de basura en el recorrido entre su vivienda y los contenedores donde se depositen.

Los espejos y las puertas de cristal deben ser tratados con especial cuidado para intentar ensuciarlas lo menos posible. Pequeños gestos como no abrir las puertas ni las ventanas tocando el cristal, las mantendrá limpias mucho más tiempo y contribuirá a darle una buena imagen al conjunto de la comunidad de vecinos.

Usar el sentido común

En muchas ocasiones, el uso del sentido común resulta más que suficiente para mantener las zonas comunes de un edificio en las mejores condiciones. Al igual que contamos con un felpudo a la entrada de nuestra vivienda con la finalidad de limpiarnos en él los zapatos, lo mismo debemos hacer a la hora de entrar en el portal.

Si en las escaleras hay moquetas o alfombras, éstas van a coger gran cantidad de restos que llevemos en nuestro calzado, por lo que la colocación y el uso de un felpudo a la entrada del edificio será un gran aliado para que la suciedad no se aloje en escaleras, ascensor y otras zonas comunes.

Las mascotas pueden ensuciar un portal más de lo debido. Si pierden mucho pelo, debería cepillar a su perro ya no solo para evitar que ensucie el interior de su hogar, si no también para no anular la labor del personal de limpieza de su comunidad de vecinos.

Patios y terrazas comunes

Estas zonas suelen acumular una gran cantidad de polvo y suciedad, en gran medida debido al polvo y los objetos que los vecinos en ocasiones arrojan por sus ventanas. Se trata también de ser consecuentes con la situación y no tirar nada al patio. Son zonas donde, si se acumula la suciedad, podrían aparecer cucarachas u otros desagradables insectos, por lo que por el bien de todos los vecinos es necesario extremar las medidas de limpieza y respecto también en estas zonas.

Los vecinos que lleven a cabo obras en su vivienda, también deben limpiar todo aquello que se ensucie las zonas comunes por el traslado de materiales y el trasiego de operarios.

Más información