empresas de limpieza madrid

La importancia de la limpieza de oficinas

29 diciembre 2017

Por que la limpieza de oficinas ayuda en la prevención de riesgos laborales

En España, los trabajadores pasan una media de 40 horas semanales trabajando en oficinas, y en ocasiones este tiempo puede ser más extenso. Ofrecerles un ambiente cómodo y agradable es una de las principales obligaciones del empleador y por ello, la limpieza de oficinas es imprescindible para conseguir este objetivo.

La higiene de los espacios de trabajo es un requisito fundamental con el que podemos conseguir una mejor productividad en los empleados, y más aún cuando se trata de garantizar la salubridad del espacio y para evitar posibles contagios de enfermedades.

consejos limpieza oficinasLimpieza de las zonas comunes

Cuando hablamos de limpieza de oficinas, no sólo nos enfocamos en quitar el polvo que se deposita sobre ordenadores y las mesas de trabajo. También debemos incluir todas las zonas comunes como salas de reuniones, comedor, cocina, pasillos y baños.

Más allá de los problemas típicos de la convivencia en el trabajo como el uso y orden de la cocina o del baño, es importante tener presente que la limpieza del espacio de trabajo también ayuda en la prevención de riesgos laborales.

La presencia de polvo y suciedad sobre los equipos electrónicos como ordenadores, monitores e impresoras, o su acumulación sobre moquetas y textiles, o en el sistema de ventilación, puede ser una fuente para la proliferación de alergias y otras enfermedades respiratorias o de la piel a causa de ácaros, hongos y otros microorganismos.

Por otra parte, la acumulación de desechos o el desorden en la oficina puede ocasionar caídas y otros tipos de accidentes.

El proceso a seguir

La limpieza de oficinas es una tarea compleja que requiere de acción al detalle para garantizar la correcta eliminación de suciedades y la completa higienización de los espacios de trabajo. Se debe empezar por eliminar el polvo de los equipos informáticos, sillas y mesas.  En esta fase de la limpieza de oficinas también se deben desinfectar los objetos de uso común como los teléfonos, engrapadoras, etc., para evitar la proliferación o contagio de enfermedades por el contacto.

También se debe limpiar a conciencia los cristales, ventanas y el suelo con cierta periodicidad. El aseo y la higienización de la cocina y los baños debe realizarse como mínimo dos veces por semana, ya que en estos espacios es común la concentración de humedad y gérmenes.

Uno de los espacios a los que no se le suele prestar atención a la hora de limpiar son los falsos techos. En estas áreas se acumula mucho polvo y suciedad con el paso del tiempo, lo que puede afectar directamente a quienes trabajan en esta zona.

Tampoco debe descuidarse la limpieza y el mantenimiento de los aires acondicionados o el sistema de ventilación ya que en ellos también se puede acumular suciedad y provocar la proliferación de microorganismos que ocasionan alergias u otro tipo de enfermedades.

Por todas estas razones, el mantenimiento periódico y la limpieza de oficinas no debe descuidarse, ya que de ello puede depender la prevención de riesgos laborales y de que sus trabajadores se sientan bien.

Recuerde que si los trabajadores de la empresa cuentan con un espacio agradable, cómodo y limpio, ello repercutirá en su productividad ya que se sentirán bien y trabajaran de mejor manera. Contar con una empresa de limpieza, esta tarea puede ser delegada a un equipo conformado por profesionales que disponen de los conocimientos y las herramientas para garantizar la limpieza de oficinas.

Más información