empresas de limpieza madrid

Cómo limpiar las paredes

26 septiembre 2017

[toc]

Consejos para limpiar tus paredes

 No hay nada más incómodo y poco estético en un hogar que las paredes manchadas. Esto da una muy mala imagen a todo el mundo que va a tu casa, ya que la sensación principal que se percibe es de suciedad. Por ello, desde Empresas de Limpieza Jocordan queremos recomendarte los mejores trucos para limpiar tus paredes y dejarlas en perfecto estado para que tu casa tenga unas paredes en un estado único y limpio.

consejos limpieza de paredesEliminar primero el polvo

Primero que nada, debes de  tener en cuenta que antes de limpiar las paredes de la casa, debes eliminar bien la suciedad y polvo que se encuentre pegada a las mismas, para evitar que vuelva a incrustarse en las paredes. En caso de que no lo limpiemos bien, ensuciaremos más aún las paredes.

Una de las opciones ideales para acabar con la suciedad en las paredes es emplear un trapo limpio y pasarlo por encima de ellas. Otra de las cosas que puedes hacer  es emplear una aspiradora con un cepillo como accesorio, perfecto para limpiar las paredes. Éste acaba con toda la suciedad que haya en las paredes, incluso aquella que se encuentra pegada.

Después de limpiar el polvo de las paredes, un paso previo indispensable, debes proceder a  lavarlas para acabar con la suciedad que se queda marcada en las mismas y que tanta rabia dan.

Una de las opciones para realizar este paso es mezclar una taza de amoniaco con media taza de vinagre, media taza de bicarbonato de sodio y un litro de agua tibia. A partir de ello, puedes usar sprays de limpieza de uso múltiple, algo que viene perfecto para frotar las paredes y limpiarlas. Este spray lo puedes encontrar en cualquier tienda de productos de limpieza.

No olvides que antes de usar esta mezcla lo ideal es que pongas esta mezcla en una zona pequeña de la pared para que no de problemas y no manche la pared ni cause determinados daños. Después de ello, debes empapar la mezcla en una esponja y hacerlo con mucho cuidado. También puedes emplear una fregona, que puede facilitar la tarea, que a veces con una fregona puede ser más costosa. Además, también puedes usar el spray limpiador del que hemos hablado anteriormente.

Aclarar la pared

Al acabar, debes aclarar la pared con agua limpia y tibia, también con una esponja o una fregona. Si vemos que tras esto la pared no está limpia, hay que repetir la operación hasta que se quede todo lo limpia posible.

Al acabar, seca toda la pared con un trapo seco y limpio, no dudes en comprobar que no quedan gotas, ya que estas dejan marcas y no favorecen el resultado final.

Además, no olvides que para evitar que se manchen con frecuencia las paredes del hogar, conviene quitar el polvo y la suciedad de las paredes periódicamente. De esta manera, las paredes se ensuciarán con menos frecuencia y el proceso se tendrá que realizar con menos frecuencia.

Una de las opciones ideales para acabar con el polvo de las paredes y de las esquinas es usar plumeros. Además, si tienes manchas de humedad, debes consultar con el especialista de las tiendas de productos de limpieza para emplear productos específicos para ello. Además, si las humedades son rugosas, conviene lavar las paredes con un calcetín viejo, no con una esponja, ya que puede destrozar el relieve de la pared.

Más información